Willow

Willow se está convirtiendo rápidamente en uno de los skaters que más pasiones está despertando y con más talento del panorama actual, labrándose una reputación.

May 13, 2024
  • Skateboarding

Willow se está convirtiendo rápidamente en uno de los skaters que más pasiones está despertando y con más talento del panorama actual, labrándose una reputación por su querencia a machacar hasta las colinas más empinadas y por hacer piruetas en los puntos más peligrosos desafiando a la muerte, todo ello combinado sorprendentemente con su naturaleza tranquila y modesta. Willow no ha parado de dejar boquiabiertos a los aficionados del panorama del skate europeo y del resto del mundo en los últimos años y ha logrado hacerse con el papel principal de la próxima película de Vans, la tan esperada secuela de «Tom's Tales»: «Where is Tom?» («¿Dónde está Tom?»). Con el inminente estreno de la película y Willow de gira, filmando con el equipo de Colours, hemos pensado que era el momento ideal para darle un toque.

¿Dónde estás ahora mismo?

Estoy en Suiza, en un pequeño pueblo cerca de Zurich, en un viaje para practicar skate con un grupo de amigos íntimos que llevaba años sin ver. Me las he arreglado para encontrar una semana y quedar para practicar skate con ellos, estoy realmente entusiasmado. Suiza es un país ideal para practicar skate y llevamos toda la semana pasada en la furgo, parándonos en sitios estupendos con la tabla.

¿Nos cuentas tu historia en pocas palabras?

Nací en Hamburgo, en Alemania, y allí me crié también. Empecé a practicar skate con tres años. Mi padre me regaló un set completo de Birdhouse, creo que en Navidad. Siempre fue mi mayor influencia para empezar en el mundo del skate. Fue un snowboarder muy importante en su día y me llevó a todas partes con él a practicar snow, skate y surf. Creo que de ahí viene mi pasión por todos estos deportes. Así fue como comencé a practicar skate en el parque local de Hamburgo, la ciudad donde crecí y en la que he vivido toda mi vida hasta ahora, que me acabo de mudar a Berlín con mi novia.

¿Cuál es el ambiente en Berlín?

Berlín es estupenda. Adoro esta ciudad. Siempre había venido de visita y ahora me emociona poder vivir aquí, practicar skate y disfrutar de todo lo que la ciudad ofrece. Siempre están pasando cosas y el ambiente es realmente vibrante. A veces, incluso puede resultar demasiado, especialmente, en lo que a las salidas y la fiesta se refiere, pero creo que me he adaptado bien, he encontrado el punto medio y mi ritmo.

¿En qué has estado trabajando últimamente?

Llevamos los últimos tres años trabajando en el vídeo de Vans, porque ya sabéis que estas cosas suelen llevar mucho más tiempo del previsto. Básicamente, se trata de la secuela de «Tom's Tales» con Martino Cattaneo, Jordan Thackeray, Rob Maatman, Notis Aggelis y Yeelen Moens. Llevamos tres largos años recorriendo prácticamente toda Europa filmando y ahora tenemos un proyecto realmente bueno en proceso con Max Pack y Jon Wolf tras la cámara y, por supuesto, Chris Pfanner organizándolo todo. Creo que saldrá el 9 de mayo y me parece que voy a emocionarme a tope, ya que puede que sea el proyecto más grande en el que he trabajado. Es mi primer papel protagonista, así que estoy entusiasmado por verlo terminado en la pantalla.

Además de esto, también he pasado un tiempo en San Francisco trabajando en el nuevo proyecto de GTX 1000 que estábamos filmando allí, pasándolo bien, haciendo piruetas en cada colina y consiguiendo buenos clips y fotos. También tengo otro proyecto paralelo con mi equipo local en Hamburgo que acabamos de terminar que se estrena este mismo mes, así que llevo un tiempo de lo más ocupado, ¡pero ha sido divertido!

¿Qué es lo que más te inspira dentro del mundo del skate?

Un buen equipo, buenos amigos, buen clima y, preferiblemente, algunas buenas colinas en las que practicar skate y activar las piernas. Para mí, esa es la mejor manera de vivir el skate y de disfrutarlo al máximo. Estar rodeado de buenos skaters también me motiva mucho siempre, porque me hace esforzarme un poco más y eso es muy importante para mí. Siempre se debe admirar a los mejores skaters y tratar de seguirles el ritmo.

¿Cómo describirías al equipo de skate de Vans?

Son los inadaptados más maravillosos y con más talento del mundo.

Es una auténtica familia, llena de altibajos y de todo tipo de cosas por las que todos pasamos, pero, al fin y al cabo, estamos ahí los unos para los otros pase lo que pase y disfrutamos de los mejores momentos juntos.

Todos aportan su carácter y voz exclusivos a la familia y eso aporta una interesante variedad de personalidades. Al ser uno de los más jóvenes del grupo, me siento realmente apoyado y no estaría donde estoy ahora sin la influencia y los conocimientos de mis compañeros de equipo.

¿Y fuera del skate? ¿Qué es lo que te apasiona?

Lo cierto es que mis intereses fuera del mundo del skate son parecidos. Diría que practicar snow cuando estoy cerca de las montañas o surfear cuando tengo un océano al lado. Lo cierto es que lo mío es subirme a la tabla, tenga la forma que tenga. Aparte de eso, me gusta tocar la guitarra de vez en cuando, pero se me da fatal. También me gusta quedarme en casa con mi chica un rato y relajarme porque, la verdad, últimamente, no he parado en lo que a la escena del skate se refiere.

¿Tus zapatillas favoritas de Vans para practicar skate?

¡Uf! ¡Qué difícil! Diría que, para practicar skate, las Half Cab son las mejores para mí, porque tienen ese moldeado grueso y resistente que protege tan bien los pies y han resistido mis embates en estos dos últimos años casi a diario. Dicho esto, también he pasado esa fase de solo llevar un modelo, así que mi segunda opción serían las Sk8-Hi. En cuanto a tecnología, creo que los materiales en los que envuelven el pie aportan una gran seguridad.

Además, me encanta el look de estos dos clásicos. Diseños tan atemporales como vanguardistas, eso es lo mío.

¿Algo más que quieras añadir? ¿Un mensaje para Internet? ¿Para tu antiguo yo?

Dios, ¡qué difícil! Mi consejo sería mantener el equilibrio, siempre. Creo que, cuando era niño, a veces, me esforzaba demasiado, no sabía negarme a nada y me presionaba mucho. No tenía por qué hacer eso. Lo cierto es que, afrontar las cosas desde el equilibrio y tomarse descansos es lo que permite el progreso y la evolución constantes, tanto en el skate como en la vida.

Haz lo que tengas que hacer, vive el momento y no te tomes nada demasiado en serio.

NOTICIAS RELACIONADAS