Tipos de mochilas: veamos las diferencias

Descubre todo lo que necesitas saber sobre los dos tipos principales de mochilas. Además, descubre cuándo decantarte por cada una para que sea tu mejor aliada.

En el mundo del equipaje, hay una opción que sobresale entre las demás: las mochilas. Para algunas personas, las mochilas son todas prácticamente iguales, pero para otros hay mochilas totalmente distintas entre ellas. En esta guía vamos a desentrañar estas diferencias de una vez por todas, veremos cómo estos accesorios tan icónicos difieren en términos de funcionalidad y estilo.

Veamos las diferencias entre distintas mochilas

A pesar de su apariencia similar, existe una distinción clara entre distintos tipos de mochilas. Aunque pueden usarse indistintamente, saber distinguirlas puede suponer una gran diferencia, sobre todo a la hora de elegir la mejor opción para el día a día y para las aventuras al aire libre.

Mochilas clásicas

Este tipo de mochilas suelen tener dos correas para los hombros, igual que las otras, pero tienen características específicas que las diferencian de las demás. Las hay de todas las formas y tamaños: algunas tienen una gran abertura con cremallera y nada más, y otras incluyen varios bolsillos, correas y otras características.

Petates

Estas mochilas, por su parte, suelen tener bolsillos adicionales y cinturones de pecho o cadera para llevar una carga más pesada. En inglés se las llama «rucksacks». Esta palabra viene del alemán, y se utiliza con frecuencia en las fuerzas militares occidentales, como las del Reino Unido y Estados Unidos. El «rucking» (cargar con peso) es una de las actividades militares más comunes, por lo que es fácil entender de dónde viene el nombre de mochila.

¿Cuáles son los distintos tipos de mochilas clásicas?

La humilde mochila clásica se ha ido reinventando a lo largo de los años hasta convertirse en una «bolsa para todo». Hoy en día existe una gran variedad de tipos disponibles, en una amplia gama de formas y tamaños. A continuación desglosamos las distintas opciones:

La mochila clásica por excelencia

Empecemos por la mochila tal y como la conocemos: una bolsa resistente que se lleva sobre los hombros y que se ha expandido por los cuatro rincones del mundo. Las opciones son infinitas, desde las mochilas ligeras a las modernas versiones en miniatura, pasando por las mochilas deportivas y las opciones más grandes con múltiples bolsillos y accesorios.

Mochilas de día

Las mochilas de día son mochilas ligeras y compactas, ideales para viajes cortos y para usar a diario. Suelen tener una capacidad de entre 10 y 30 litros y tienen el tamaño perfecto para llevar lo básico, como una chaqueta, libros y una botella de agua.

Mochilas de senderismo

Las mochilas de senderismo están pensadas para los entusiastas de las actividades al aire libre que necesitan espacio para su equipamiento esencial. Las hay de varios tamaños (de 30 a 70 litros o más) y priorizan la comodidad, la durabilidad y la distribución del peso para viajes largos.

Mochilas de viaje

¿Necesitas una mochila para portátil o una opción cómoda para viajes largos? Las mochilas de viaje están diseñadas para viajeros frecuentes y nómadas digitales. Suelen tener una capacidad de entre 40 y 70 litros y a menudo incluyen paneles con cremallera para facilitar el acceso al compartimento principal. Busca mochilas con fundas acolchadas para el portátil y cremalleras con candado para mayor seguridad.

Mochilas para la escuela o universidad

¿Vas al colegio o a la universidad? Las mochilas para colegio y universidad cuentan con múltiples compartimentos, fundas acolchadas para el portátil y bolsillos específicos. Son perfectas para organizar libros, tu material y tus dispositivos electrónicos.

Mochilas de moda y estilo de vida

Estas mochilas están pensadas para los amantes de la moda y están disponibles en una amplia gama de diseños, materiales y colores. Las reconocerás por sus estampados, motivos y texturas únicos.

¿Son diferentes las mochilas para libros?

La principal diferencia entre ambos tipos de mochilas es la forma de llevarlas. Tradicionalmente, las mochilas para libros las usaban los niños en edad escolar y se llevaban con asas, como un bolso. La mochila, en cambio, se lleva a la espalda.

Aunque son diferentes, los dos términos se siguen utilizando indistintamente. Esto es especialmente cierto en la escuela secundaria y la universidad, donde las mochilas se utilizan sobre todo para transportar libros pesados y material didáctico. En los últimos años, los fabricantes han diseñado mochilas pensando en los libros, y suelen incluir cubiertas impermeables y materiales resistentes, así como fondos rectangulares y correas reforzadas para aguantar una carga pesada.

Una mochila para cada ocasión

Para ir al colegio o para salir con los amigos, así como para planear una aventura al aire libre, tienes una mochila para cada ocasión. Tanto si optas por una mochila de día, una mochila de skate o una mochila clásica como la mochila Vans Old Skool, te ofrecemos opciones que combinan estilo y funcionalidad para que disfrutes al máximo de la experiencia mochilera definitiva.