Cómo arreglar tus Vans estropeadas

Urban skating

 

¿Están desgastadas tus Vans pero no sabes muy bien cómo arreglarlas? No te preocupes: el secreto para comerte el mundo «Off The Wall» es hacer skate a tope. Desde la cinta adhesiva hasta el pegamento para zapatos, vamos a explorar cómo arreglar tus zapatillas antes de volver al parque.

Cómo reparar tus zapatillas Vans

Cuando tus Vans se rompen, es fácil pensar que ese desgaste no se puede arreglar. Antes de donar tu par de zapatillas de lona al contenedor benéfico, considera repararlas para darles una segunda vida, ahorrar y reducir desechos. Los datos muestran que España ocupa un lugar relevante en la lista de países contaminantes de textil a nivel mundial. 

Con un trocito de cinta adhesiva, cinta aislante o una pizca de pegamento para zapatos, puedes reparar tus zapatillas en unos sencillos pasos. A continuación te explicamos cómo arreglar un agujero en tus Vans:

  1. Prepara los materiales: antes de arreglar tus zapatillas clásicas de skate, es fundamental limpiar la superficie de la lona para repararla. En primer lugar, retira los cordones y mezcla un par de gotas de jabón para platos con aproximadamente dos tazas de agua tibia en un cuenco. Tras preparar la solución correspondiente, coge un cepillo de dientes u otro cepillo pequeño y sumérgelo suavemente en el agua. A continuación, cepilla la parte superior y los laterales de cada zapatilla para eliminar el exceso de suciedad. Una vez que hayas limpiado bien la superficie de cada zapatilla, ponlas a secar en un lugar fresco.

  2. Retira los hilos sobrantes: una vez que esté completamente seca, localiza la zona estropeada de la zapatilla y retira con cuidado los restos deshilachados que pueda haber.

  3. Experimenta con el pegamento para zapatos: si el desgarro se puede reparar con pegamento para zapatos, echa una pizca en un trozo de cartón. A continuación, sumerge un bastoncillo de algodón en el pegamento y aplícalo sobre el desgarro. Ten mucho cuidado de mantener los bordes simétricos. En algunos casos, puede que el arreglo no quede homogéneo y regular.

  4. No temas a poner parches: si el desgarro es un poco más grande, considera la posibilidad de utilizar un trozo de tela en su lugar. Solo tienes que cortar un trozo de lona o tela que supere el tamaño del desgarro. A continuación, pega la tela a la lona sobre el desgarro. Además, siempre puedes añadir tu toque personal con tela estampada en cada zapatilla.

  5. ¡En marcha!: una vez que hayas arreglado el desgarro, ponte tus nuevas zapatillas Slip On o zapatillas de skate combinadas con unos cordones de tu estilo.

Cómo reparar la suela de tus Vans 

La mejor manera de arreglar la suela de tus Vans es con un pegamento o adhesivo adecuados para calzado. Cualquier pegamento que esté diseñado para fijar caucho o cemento irá bien.

Todas las Vans están fabricadas mediante un proceso único de vulcanización en el que los componentes de la zapatilla se sueldan entre sí mediante calor. Como resultado, la suela de goma de la zapatilla se vulcaniza y la parte superior de lona se suelda por fusión.

Con el uso prolongado, la suela de tus Vans puede separarse de la parte superior de lona. Basta con volver a pegar las zonas que se han desprendido; para ello, recomendamos utilizar un poco de cemento adhesivo de contacto para una solución de larga duración. Si no tuvieras a mano pero necesitas usar las zapatillas, un pegamento para reparar calzado o algo similar es un excelente sustituto.

Y por último, si acabas de estrenar un par de zapatillas Vans, protégelas con nuestro kit para el cuidado del calzado, lo tenemos incluso en tamaño de viaje.

¿A qué esperas? Arregla tus zapatillas de skate hoy mismo y continúa tu aventura junto a Vans.

Related Content