girls skating with vans

Las mujeres que demuestran que el skateboarding ya no es exclusivamente para hombres

Cuando en los años 50 nació el skateboarding, se consideraba que era un deporte para varones, sin cabida para otras personas. Sin embargo, con el aumento de la práctica deportiva y de las pioneras que allanaron el camino, ahora hay más mujeres que nunca sobre el skate demostrando lo que son capaces de hacer.

En este artículo, examinaremos algunas de las patinadoras más influyentes de este deporte y cómo estas mujeres han marcado una diferencia encima del monopatín.

 

Lizzie Armanto

Gracias a una trayectoria de éxito, Lizzie Armanto es una de las figuras femeninas más reconocidas en el mundo del skateboarding: ha abierto el camino a otras mujeres para demostrar que el skate no es un deporte exclusivamente para hombres.

 

 

Lizzie descubrió su pasión por el monopatín en 2007, y ya en la temporada 2010-2012, consiguió el primer lugar en la carrera de puntos de la Copa del Mundo de Skateboarding. Desde esta victoria inicial, Lizzie ha logrado el éxito en numerosas competiciones, desde ser la ganadora del primer evento Women’s Skateboard Park en los X Games en 2013, hasta ser la mejor del Van Doren Invitational en 2014. Por si esto fuera poco, Lizzie también se convirtió en la primera mujer en completar el infame giro de 360º de Tony Hawk. Además, representará al equipo nacional finlandés de skateboarding en su apuesta por participar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

 

Brighton Zeuner

Cuando era una niña, su padre y su hermano le introdujeron al mundo del monopatín. Actualmente, Brighton Zeuner es una de las patinadoras femeninas más jóvenes de este deporte. Compagina incansablemente las clases con su carrera como patinadora profesional, lo que rápidamente la ha convertido en un sólido ejemplo para aquellas chicas que aspiran a introducirse en este deporte.

 

 

Con solo 13 años, Brighton ganó su primer título en los X Games, lo que la convirtió en la medallista de oro más joven en la historia de los juegos. Está en tercera posición en la clasificación de las mejores patinadoras femeninas del mundo y forma parte de los 16 integrantes del equipo inaugural nacional de skateboarding de EE. UU. Además, está al frente de las chicas patinadoras Vanguards, que marcan su sello en un nuevo movimiento de skate.

 

Elissa Steamer

Elissa Steamer, una veterana en el mundo del skate empezó a patinar en 1989 y consiguió su gran oportunidad en el vídeo de skate «Welcome to Hell». Se la considera una de las primeras patinadoras profesionales femeninas y una verdadera pionera en la aceptación de la mujer en el deporte.

 

 

Elissa ganó la primera gran competición Women’s Skateboarding Street en el Slam City Jam en 1998 y fue la primera mujer patinadora en aparecer en el videojuego de Tony Hawk. Sin que nunca tuviese la intención de patinar para empoderar a las mujeres, la actitud de Elissa hacia el skateboarding y su objetivo de ser una de las grandes, independientemente del género, le ha llevado a ser un excelente ejemplo por seguir para las jóvenes.

 

Yndiara Asp

Una estrella en alza para la escena del skateboarding, Yndiara, o Yndi, está haciendo historia con algunos impresionantes logros en su jovencísima carrera. Su carrera profesional empezó en 2018 con un segundo lugar en el Vans Park Series en su tierra natal, Brasil, y su éxito ha continuado desde entonces.

 

 

Ya en 2018, Yndi ganó las Vans Park Series en China y en 2019 se quedó con el segundo lugar en los Red Bull Bowl Rippers en Francia. Mientras se dedica a su carrera profesional de skateboarding, Yndiara también va a la universidad, lo que demuestra que es posible que las mujeres consigan una gran carrera deportiva sin comprometer sus estudios.

 

Lacey Baker

Lacey Baker ha practicado skateboarding desde los 5 años; clasificada en la 43ª posición, posiblemente, es una de las mejores patinadoras del mundo. Con solo 13 años, Lacey se convirtió en una de las patinadoras más jóvenes en ganar una medalla en los X Games.

 

 

Junto al increíble talento sobre el skate, Lacey fue la primera mujer abiertamente queer en unirse al equipo de Nike de skateboarding y, desde entonces, se ha convertido en una de las defensoras más grandes de la comunidad LGBTQ de este deporte.

 

Mami Tezuka

Después de que su padres le introdujeran al skateboarding, Mami Tezuka empezó a patinar con tan solo 6 años y desde entonces ha participado mundialmente en algunas de las competiciones más destacadas de este deporte.

 

 

Mami es una de las patinadoras más jóvenes del momento, pero su distintivo estilo y su pasión por darle ritmo al deporte es algo que le han hecho diferenciarse del resto. Como patinadora relativamente joven, Mami también tiene otras aficiones como el piano y el snowboarding, y aplica sus habilidades aprendidas en estas disciplinas a su estilo personal de patinar.

 

Leticia Bufoni - Brasil

Procedente de São Pablo, Brasil, Leticia Bufoni practicaba deporte con otros niños en la calle y por primera vez, con nueve años, empezó el skateboarding cuando su abuela le compró un monopatín. Ahora se ha convertido en una de las patinadoras más influyentes de este deporte.

 

 

Leticia compitió con 14 años en los X Games en 2007 y, aunque no ganó, decidió mudarse a Los Ángeles para trabajar duro y convertirse en una patinadora profesional. Su gran esfuerzo valió la pena; Leticia ha ganado cinco veces la medalla de oro en los X Games, ha ganado varios premios y ha llegado a los puestos más altos en numerosas clasificaciones. En 2018, Forbes nombró a Leticia como una de sus «Mujeres más poderosas en deportes internacionales del 2018».

 

Estos últimos años, chicas de todo el mundo se han unido para demostrar que el género no es un factor determinante para tener habilidades en el skateboarding, lo que ha dado un gran resultado. Está claro que ahora es un momento emocionante para ser una patinadora de skate, con cuatro mujeres que están actualmente en las 20 primeras Clasificaciones Mundiales de Skateboard y más mujeres que nunca compitiendo en este deporte.

Estas influyentes mujeres de éxito están abriendo paso a futuras generaciones de mujeres patinadoras que quieren entrar en escena; en un momento donde el género ya no es un problema y en el que los patinadores solo se juzgan por sus destrezas y habilidades, lo que demuestra que el skateboarding ya no es exclusivamente para hombres. Un grandísimo momento para ser mujer.