La colección de primavera encarna la estética de la diseñadora, combinando el magnetismo de su infancia con las desenfadadas influencias de los dibujos animados. La colección Vans x Sandy Liang es una propuesta exclusiva de cinco de los diseños clásicos de Vans, versionados al más puro estilo de la diseñadora neoyorquina, además de una línea de accesorios y prendas de vestir para ir con un look totalmente combinado de los pies a la cabeza.

La colección de primavera encarna la estética de la diseñadora, combinando el magnetismo de su infancia con las desenfadadas influencias de los dibujos animados.

TE PRESENTAMOS A SANDY LIANG

TE PRESENTAMOS A SANDY LIANG

Sandy Liang es una diseñadora neoyorquina de pura cepa, cuyas colecciones están inspiradas en los recuerdos de su infancia y del ya olvidado espíritu de comunidad: imágenes grabadas en su retina, de cocineros fumando en la puerta trasera de los restaurantes del barrio, enfundados en su delantal, y abuelas caminando por la calle Canal, ataviadas con pantalones anchos estampados. Liang creció en el barrio de Bayside del distrito neoyorquino de Queens. Tras pasar brevemente por la Escuela de Diseño de Rhode Island para cursar Arquitectura, decidió finalmente matricularse en Diseño de Moda en la prestigiosa Escuela de Diseño Parsons. Nada más graduarse, fundó su compañía y comenzó a desarrollar y plasmar lo que llevaba sintiendo y viendo desde sus inicios.

Como diseñadora cuyas raíces están firmemente en la ropa de abrigo, Liang se centra en la estructura, la materialidad y la identidad, lo que ha ido conformando su sello personal desde la presentación de su primera colección hace ya diez años. A través de exquisitas telas (piel, lana, terciopelo, etc.) y detalles de calidad, Liang explora los recuerdos de la comodidad de los abrigos de invierno en el patio de la escuela, sus primeras impresiones de la silueta y del color de las marcas que pegaron fuerte en los 90 y que llenaron las calles de su Nueva York natal y el ingenio de las indulgencias juguetonas y divertidas. Cada colección se basa en la última, sin romper la coherencia ni la atención en los detalles, algo que no suele verse en una marca joven. A medida que presenta nuevos diseños en la colección prêt-à-porter, donde las camisas y las prendas de punto tienen un papel protagonista, su atención a la calidad y al material permanece. Como diseñadora biográfica, Sandy Liang innova dentro del rango de la emocionalidad que la inspira.

El proceso de creación de Liang tiene un enfoque local excepcional en su categoría. Trabaja codo con codo con un pequeño equipo en un estudio renovado que su padre solía utilizar como almacén para guardar la mercancía para el restaurante que todavía hoy regenta a dos manzanas de allí. Sus prendas llevan el nombre de familiares y amigos y desarrolla estampados personalizados, como uno de frutas con encendedores ocultos, que guiñan el ojo a la vida cotidiana en la gran manzana. Sus recuerdos rezuman lujo, longevidad e ingenio en clave propia. Son piezas que gustan a la mirada, al tacto y a todos los sentidos.