¿Pueden reciclarse las Vans?   

Globalmente, consumimos moda a un ritmo alarmante y esto tiene un impacto enorme en el medioambiente, ya que por cada par de zapatos que tiramos a la basura, el promedio de descomposición completa es de más de 50 años. Por eso, reciclar está en la conciencia de muchos de nosotros y, tal vez, tú también estés buscando maneras de aportar tu granito de arena.

Recycling_Vans_shoes

 

Entonces, ¿pueden reciclarse las Vans?

En pocas palabras, sí. Las Vans pueden reciclarse de varias maneras y hacerlo es una manera genial de alargar la vida de tus zapatillas al asegurarte de que terminan en un lugar mucho menos perjudicial para el medioambiente.

En Vans utilizamos diferentes materiales para fabricar nuestras zapatillas, estos incluyen piel, goma y algodón, todos ellos materiales reciclables per se. De hecho, uno de los distintivos de nuestra marca es su estructura vulcanizada de goma que se encuentra en la mayoría de nuestras zapatillas, incluidas nuestras zapatillas Vans Old Skool.

Aunque el proceso de producción de estos materiales sí tiene un impacto medioambiental, nos aseguramos de trabajar con empresas que reducen activamente sus emisiones de carbono, como Leather Working Group y Better Cotton Initiative.

 

Recycling_Vans_shoes

 

Llévalas a un centro de reciclaje o a un banco de ropa

La manera más fácil para que recicles tus Vans es llevarlas a un centro de reciclaje local o a un banco de ropa. Este método de reciclaje es rápido y práctico. Quizá estés mucho más cerca de lo que crees de un banco de ropa, muchos de ellos están ubicados en los aparcamientos de los supermercados.

En la mayoría de los centros de reciclaje y bancos de ropa te pedirán que ates las zapatillas para que puedan ordenarse de manera fácil y rápida. En la medida de lo posible, las organizaciones benéficas recogen las zapatillas y las revenden o las envían a países en desarrollo para gente necesitada. Sin embargo, si las zapatillas no pueden revenderse o reutilizarse, los tejidos se descomponen y se utilizan para cualquier cosa, desde aislantes para edificios hasta materiales para parques infantiles.

 

Recycling_Vans_shoes

 

Reciclaje mejorado y reutilización

Reciclar no tiene por qué significar deshacerte completamente de tus zapatillas. Si tus Vans todavía pueden utilizarse y mimarse, entonces, un reciclaje mejorado es una forma muy eficaz de reutilización y reciclaje.

Hay varias maneras de darles a tus Vans una nueva vida a través del reciclaje mejorado sin ser una tarea descomunal. Renovar tus Vans con unos cordones nuevos y una buena limpieza es tan infalible como teñirlas de otro color o que le des rienda suelta a tu creatividad con unos rotuladores permanentes y una pistola encoladora.

 

Recycling_Vans_shoes

 

Donar a organizaciones benéficas

Al igual que dejarlas en un centro de reciclaje local, las tiendas de organizaciones benéficas también son una gran opción de reciclaje para tus Vans mientras estén todavía en condiciones de uso. Cuando donas a una tienda benéfica, tus zapatillas se ponen a la venta en la tienda y las ganancias van directamente a la organización benéfica o se empaquetan y se donan a alguien que lo necesita.

Al donar a una tienda benéfica, es importante pensar si alguien querría tus zapatillas. Si están en un estado poco conveniente o necesitan bastante reparación, probablemente, es mejor destinarlas a un centro de reciclaje.

 

Recycling_Vans_shoes

 

Convertir en abono el algodón

Convertir en abono el algodón es un método de reciclaje menos convencional, pero que creemos que en los próximos años estará más presente. Si tus Vans incluyen algodón natural en su composición, entonces puedes emprender este método de reciclaje, eso sí, te llevará un poco más de tiempo y esfuerzo.

La mayoría de nuestras zapatillas, incluidas las Vans Checkerboard Classic Slip-On, están hechas de lona de algodón, lo que hace que el material del empeine se pueda convertir en abono.

Para convertir en abono el algodón, primero tienes que asegurarte de separar las partes de algodón de tus zapatillas de las cremalleras, los botones y los materiales que no sean de algodón. Seguidamente, puedes cortar o romper en pedacitos el algodón para acelerar el proceso de abono antes de dejarlas en el contenedor del abono y dejar que la naturaleza haga el resto.

Recuerda desechar eficazmente los demás materiales llevándolos a los centros locales de reciclaje de textiles para que puedan reutilizarse.

Combinar nuestros esfuerzos para gestionar los residuos es muy importante para el medioambiente y reciclar tanto como podamos es una buena forma de que todos nos involucremos. Igualmente, buscamos constantemente más formas de aportar nuestro granito de arena a la hora de fabricar productos. Si quieres aprender más sobre nuestro proceso de producción, echa un vistazo a nuestro blog para descubrir cómo se fabrican las zapatillas Vans.

 

CONTENIDO RELACIONADO