¿Cómo combinar las Slip-on de Vans?

 

Desde finales de los 70 y en los 80, las Slip-On de Vans han sido un clásico vinculado a las culturas del hip hop, skate, arte urbano y bici de montaña que arrasaron en aquella época. Para la mayoría de aquellos que la vivieron y para los que han seguido su estela, el atemporal diseño a cuadros es el que se asocia más a las zapatillas Slip-On. Aún hacemos este estampado en diferentes tamaños de cuadros y colores, pero es tan solo uno de los estilos de Slip-On que fabricamos. De hecho, se pueden encontrar las clásicas y modernas zapatillas Slip-On en toda la colección, pero ¿con qué combinarlas?

 

blue-slip-on-vans

 

¿Qué puedo llevar con las zapatillas Slip-On?

Las zapatillas Slip-On son de perfil bajo porque no tienen lengüeta o cordones que le den grosor al empeine. Esto hace que combinen con pantalones y vaqueros estrechos, además de mallas, faldas y pantalones cortos. Si dejas tus tobillos al descubierto, con o sin calcetines, será un acierto seguro.

Si le has echado un ojo a la colección de zapatillas Slip-On de Vans, te darás cuenta de que no hay ningunas discretas. Son todas de estilo informal, divertidas, activas, sin tomarse las cosas demasiado en serio. Al llevarlas, llamas la atención, pero en el buen sentido. No las combines con pantalones o partes de arriba llamativas, ya que será demasiado. Deja que el calzado sea el protagonista.

Para conseguir un equilibrio, apuesta por tonos suaves tanto en la parte de arriba como en la de abajo. Unos simples pantalones de tela estrechos o vaqueros en marrón claro, beige, azul o negro combinan bien, y una sudadera con capucha de color pastel sin muchos gráficos puede rematar perfectamente el conjunto.

 

black-slip-on-vans

 

¿Qué debería llevar con las zapatillas a cuadros de Vans?

Ya que tienen un estampado único, puede que las Slip-On a cuadros de Vans sean más especiales que otras para combinar. La regla de oro es llevarlas con pantalones estrechos o partes de abajo vistas e intentar evitar tanto los colores de los cuadros en tu vestimenta, aparte de unos cuantos detallitos más.

Por su diseño llamativo, si intentas imitar el mismo color en los pantalones, lo único que conseguirás es que, en lugar de llamar la atención, tus zapatillas pasen desapercibidas. Además, este efecto aumenta cuando se llevan las zapatillas a cuadros blancas y negras con pantalones negros, así que, intenta evitarlo. Apuesta por tonalidades medias como azul, bermellón, mostaza o verde militar.

Sin embargo, las zapatillas a cuadros de colores piden a gritos tus pantalones negros favoritos. Simplemente, añade en la parte de arriba un color que contraste. Tus zapatillas llamarán la atención, sin importar con qué las combines. ¡Aprovéchalas, no están diseñadas para pasar desapercibidas!

 

checkerboard-slip-on-vans

 

¿Las zapatillas Slip-On tienen que ir holgadas?

Sin nada para poder atarlas o aflojarlas, las zapatillas Slip-On necesitan un poco de juego para que te las puedas poner y quitar. Una señal de unas buenas Slip-On es que las sientas naturalmente cómodas, ni apretadas ni holgadas. Tampoco deberían salirse al sentarse sobre un muro.

El ajuste perfecto se consigue a través de su elástico. Unos paneles elásticos resistentes en la parte media del empeine deberían ser suficientes para dejar que la zapatilla se ajuste a tu pie, sin notarlo muy apretado, y lo suficientemente suelto como para permitir el movimiento. Simplemente, asegúrate de que adquieres la talla correcta.

 

chambray-slip-on-vans

 

¿Cuáles son las zapatillas Slip-On más cómodas?

Las zapatillas Slip-On más cómodas están diseñadas en torno a todo el pie, no solo al empeine. Busca unas zapatillas que tengan una suela decente, ya que son zapatillas no pantuflas. El elástico debería ser firme pero flexible. Y recuerda, la comodidad se ve reflejada a la hora de caminar, no cuando te las pruebas en la tienda.

Cuando hablamos de comodidad Slip-On, Vans juega con ventaja, ya que llevamos más de 40 años fabricándolas. Hemos elegido lo que funciona, tanto si haces skate, sales por ahí o vas a tomar algo al bar. Deberías poder llevarlas durante todo el día y toda la noche sin sentir que haces un esfuerzo al llevarlas. Todo se debe a un buen ajuste, materiales de calidad y paneles elásticos que sujetan exactamente en los lugares correctos.

 

¿Las Slip-On de Vans son unisex?

Las zapatillas Slip-On de Vans son llamativas y convincentes, así que si es el tipo de calzado que te gusta, no importa si eres chica, chico, hombre o mujer. Llévalas con los pantalones, vaqueros, falda o pantalones cortos adecuados, para alardear de zapatillas y ser tú mismo/a, ¡seas quien seas!

Si quieres, puedes buscar entre la gama de zapatillas Slip-On por sexo, las ordenamos simplemente para que hombres y mujeres encuentren rápidamente las zapatillas más populares de su sexo. Hemos descubierto que los chicos tienden a elegir colores más oscuros y estampados a cuadros, mientras que las mujeres son un poco más atrevidas. Pero si miras con detenimiento ambas colecciones, te darás cuenta de que más o menos son lo mismo.

 

guy-taking-picture-of-slip-on-vans

 

Más que unos cuadros

A pesar de su estado icónico, las zapatillas Slip-On a cuadros también forman parte de una gama de diseños. Nos gusta pensar que son la parte central de cualquier conjunto que lleves, por eso, la mayoría son llamativas y atrevidas. Deja que Vans sea tu sello, atenúa todo lo demás y, casi seguro, lucirás un look fenomenal. Y no tienen porqué ser siempre totalmente informales. Si puedes, intenta combinarlas con un traje con chinos o ropa de trabajo, causarás una gran impresión nada más entrar en cualquier lugar.